5 de marzo de 2007

Entre deslocalizaciones anda el juego

Por Silvia Tubio
Imagina a toda la gente viviendo en paz. Aunque suene a lema trasnochado, con aires desfasados de comuna hippy, la famosa canción de John Lennon.
Imagine, se me viene a la cabeza cada vez que una desgracia le toca el papel de protagonista indiscutible. Una vez más, esa desgracia en Cádiz viste el
mono de un obrero, sacude una fábrica y se lleva consigo el futuro de cientos de personas -1.600 en concreto, con sus 1.600 historias, cada cual más importante, aunque en esta economía global sólo sean un cifra que tachar
en un siniestro balance final-. Los aplausos que en su día recibieron las multinacionales que decidieron asentarse en España se tornan ahora en maldiciones. Nunca fueron amigos, simplemente este país era un chollo: mano de obra barata y subvenciones, con reverencias incluidas, de sus gobiernos. Delphi se va porque la planta de
Puerto Real no es rentable ni estratégica, y a sus empleados que les vayan dando dos duros o dos céntimos de dólar como los 30.000 compañeros de EE UU que fueron despedidos en 2006. Pese a esta debacle, la compañía seguirá operando y no habrá ley que compense a los damnificados. Qué justo, ¿no?
Duele que siempre ganen los mismos -los cuatro que jamás tendrán una hipoteca- y pierdan los que no saben dónde sacar los cuartos para el pan de
sus hijos. Escuece que la clase trabajadora en este país sea una mayoría a merced de los aciertos y desatinos de una minoría -si supieran la fuerza que tienen los curritos unidos-, y preocupa la falta de esperanza. Estos palos deberían hacer ver a la ciudad que sonríe y sus vecinas que es un peligro depender exclusivamente del maná de grandes empresas y multinacionales. Si
no se fomenta construir desde Cádiz una ilusión, una idea, una empresa, la
espada de Damocles no se la lleva ni el levante.

2 comentarios:

Juan Bueno dijo...

Si todavía se puede decir que hay algo peor que lo que cuentas, es que, encima, la Junta de Andalucía ha invertido grandes cantidades de dinero en esa fábrica "privada".

Thanks por la translation.

Jóvenes FCT dijo...

Y todo el mundo puso mucha ilusión en "los americanos"cuando llegaban a crear trabajo. Yo me pregunto qué pasará con las miles de familias que se encuentren después con una situación económica alarmante. Y luego dicen que económicamente vamos creciendo...