13 de junio de 2006

Mis compis catalanes





Nuestros compis catalanes llevan bastante tiempo en esto del sindicalismo para los jóvenes. Al igual que en el País Valenciá, tienen una conciencia sindical basada en la educación en valores y en un alto nivel de participación de todas y todos los delegados a la hora de plantear decisiones.

Uno pasa por Acció Jove de Cataluña y ahí están, en la primera planta, y a estos si que no les pueden tachar de locos bajitos, porque hace tiempo que dejaron de ser niños (a pesar de que utilicen "gomets" en sus dinámicas). Más allá de la ideología política con la que uno se vista ellos son sindicalistas,(algunas lo mamaron desde pequeñitas), jóvenes e implicados social y musicalmente (y si no que se lo digan a mi compi de Los Señores de Peláez). No dictan normas, como diría Javier Álvarez, sino que informan, debaten y después actúan.

Hace unos meses que realizaron su Convención Nacional de Cataluña para aprobar el "Pla Estratègic de Joventut", que surge ante la necesidad de elaborar propuestas en todos los ámbitos de actuación del sindicato, de manera transversal y participativa.

Quizás este es el camino de la lucha sindical, o por lo menos, un modelo que resulta atractivo de seguir.

http://andresquerol.blogspot.com

http://www.ccoo.cat/acciojove

3 comentarios:

andres querol dijo...

Todavía emocionado ante las amabilísimas (y exageradísimas) palabras de Fàtima escribo estas lineas para intentar compartir ideas con las compañeras y compañeros de FCT.

Se puede hacer con gomets o como se quiera, pero la cuestión de fondo no es nueva: ¿cómo tomamos las decisiones?

Un sistema: los "expertos" escriben un documento y lo pasan a los demás para que hagan aportaciones. En el fondo se acaba cayendo en debates empobrecedores de blanco/negro, dirección/base, sector A/sector B y otras bipolaridades.

La alternativa: todos/as somos expertos. Algunos conocen de los temas porque los han estudiado desde un punto de vista más general (digamos "académico" para entendernos), otros porque los viven cada día a pie de empresa, hay quien ha aprendido a base de darse óstias negociando el convenio durante años, y quien aprendió porque hace poco empezó y le explotaron los conflictos en la cara.

Todas estas fuentes de "saber" son igualmente positivas y de lo que se trata es de ponerlas en común, en una reflexión colectiva que nos lleve a conclusiones, más o menos consensudas, encaminadas a la acción.

Sin duda, la alternativa és más complicada, requiere más esfuerzo y más imaginación. Pero si fuera fácil, no sería divertido. De toda la vida.

Así me lo aprendí yo

Fabrizio del Dongo dijo...

Hola camarada Andrés,

Te felicito por los excelentes amigos que tienes. Personalmente, conozco a buena parte de ellos y son excelentes personas y inmejorables compañeros de viaje en el camino hacia la emancipación de la clase obrera. Este camino es necesariamente arduo pero se hace más llevadero e incluso grato cuando caminas al lado de personas como ellos.

you'll never walk alone!

LALO de PELAEZ dijo...

Joooder! Q ilu que me ha echo, y es que a cualquier hijo de humano nos gusta que nos enjabonen de vez en cuando. Lo importante, pues lo dicho: ¡no estamos solos! Y además tenemos ganas. Tarde o temprano nos saldremos con la nuestra.